1º FPB. Visita al Centro de Gestión de Tráfico

La mañana del martes 24 de enero, el grupo de primero de FP Básica de Aula Campus visitó el Centro de Gestión de Tráfico de Valencia. Este centro, situado en las dependencias municipales de la calle Amadeo Saboya, es uno de los más modernos y avanzados de Europa.

Desde él se monitorizan cientos de cruces y calles principales gracias a cámaras y sensores electromagnéticos que detectan el nivel de congestión de las vías. Esta monitorización permite regular los tiempos de los semáforos en tiempo real para adaptarlo a las condiciones del tráfico de la ciudad y aligerarlo. Gracias a este sistema también se ofrece a los usuarios información actualizada en tiempo real sobre el estado de las vías urbanas como la ocupación de las vías, accidentes u obras.

Durante la visita los alumnos de Aula Campus visitaron las instalaciones del Centro de Gestión del Tráfico donde, a través de vídeos y explicaciones del guía y otros trabajadores den Centro, se les explica qué es y para qué sirve este organismo.

La primera etapa de la presentación introduce las funciones del Centro y las tecnologías que usan para la monitorización del tráfico. Tras esta primera etapa los alumnos formularon preguntas acerca de la conectividad del centro con los sensores y cámaras, su coordinación con la policía municipal, qué ocurre en caso de que falle el sistema.

1FPB Visita CGT

Durante el segundo bloque la periodista del Centro describió cómo el centro se comunica con la ciudadanía a través de las web del Centro, las diferentes redes sociales y los medios de comunicación.

Durante la última parte de la presentación los estudiantes pudieron contemplar diferentes vídeos captados por las cámaras conectadas con el Centro en los que se observan atropellos, colisiones entre vehículos e infracciones fruto de las conductas temerarias de los peatones, ciclistas y, especialmente, de los conductores de los vehículos a motor. Se hizo especial hincapié en el peligro del consumo del alcohol al volante y el exceso de velocidad que, en palabras del guía, “convierten un vehículo en un arma cargada a punto de dispararse”.

Gracias a esta visita nuestros alumnos pudieron tomar conciencia de la complejidad que entraña la gestión del tráfico de una urbe de más 800.000 habitantes y casi medio millón de vehículos así como de los peligros que acechan a los usuarios de las vías urbanas si no se hace un uso prudente de las mismas.